21
Ago

CLS – Common Language Specification

CLS – Common Language Specification
Al contrario que otros entornos, la plataforma .NET no está atada a un determinado lenguaje de programación. Ni tampoco favorece a uno determinado frente a otros. En la actualidad existen implementaciones para gran cantidad de lenguajes de programación que permiten escribir aplicaciones para esta plataforma.

Entre estos lenguajes de programación destacan Visual Basic ó C#, pero existen implementaciones muy variadas, como por ejemplo Cobol (¡Guau!).

Lo mejor de todo es que, como decíamos en el apartado anterior, cualquier componente creado con uno de estos lenguajes puede ser utilizado de forma transparente desde cualquier otro lenguaje .NET. Además, como ya se ha comentado también, es posible ejecutar el código .NET en diferentes plataformas y sistemas operativos.

La especificación del lenguaje común o CLS está formada por un conjunto de reglas que deben ser seguidas por las definiciones de tipos de datos. Así, dichos datos pueden interactuar desde una aplicación escrita en un lenguaje determinado con otra aplicación escrita en otro lenguaje diferente.

Entre estas reglas se encuentran: la definición de nomenclatura, la forma de definir los miembros de los objetos, los metadatos de las aplicaciones, etc… Una de las partes más importantes del CLS es la que se refiere a los tipos de datos.

Si alguna vez has programado la API de Windows o has tratado de llamar a una DLL escrita en C++ desde Visual Basic 6 por ejemplo, habrás comprobado lo diferentes que son los tipos de datos de VB6 y de C++.

Para evitar este tipo de problemas y poder gestionar de forma eficiente y segura el acceso a la memoria, el CLS define un conjunto de tipos de datos comunes (Common Type System o CTS) que indica qué tipos de datos se pueden manejar, cómo se declaran y se utilizan éstos y de qué forma se deben gestionar durante la ejecución.